SEREMI del Medio Ambiente señala que entre 6 a 8 meses se espera contar con rebrotes de vegetación nativa en sector siniestrado de Viña del Mar.

Autoridades solicitan detalles de daños y medidas medioambientales tras incendio en Puerto Ventanas.
04/01/2023
Avanza plan regional de cambio climático.
18/01/2023
 

En el marco de la restauración ecológica del sector siniestrado en Viña del Mar, y de acuerdo a antecedentes técnicos, la autoridad ambiental señaló que en los sitios incendiados, los árboles y arbustos nativos tienen la capacidad de regenerar, permitiendo así el establecimiento y crecimiento de plántulas nativas y exóticas bajo sus rebrotes.

A casi 2 semanas de los grabes efectos que dejó el incendio en Viña del Mar, la autoridad ambiental hace un llamado a tener mucho cuidado con la remoción y limpieza de terrenos incendiados principalmente en quebradas con vegetación nativa.

Lo anterior según estudios manejados por la SEREMI del Medio Ambiente, los cuales señalan que los arbustos endémicos como peumo, boldo, litre afectados por el fuego, logran rebrotar meses después del siniestro y sirven como plantas nodrizas para el reclutamiento de plantas nativas, endémica y exóticas.

“Gran parte de estas especies poseen un tejido especial bajo el suelo, llamado “lignotuber”, el cual rebrota en los meses de invierno. Dicho rol es importantísimo para la regeneración de la vegetación luego de un incendio forestal, pues permite que el sitio se reestructure, volviendo a generar interacciones entre individuos.”, señaló el SEREMI Hernán Ramírez

Dicho fenómeno fue observado por la profesional de la SEREMI del Medio Ambiente, Doctora Lorena Flores Toro, en una investigación realizada después del incendio del año 2012, el cual arrasó con el Palmar de Quebrada el Quiteño perteneciente al Santuario de la Naturaleza Palmar el Salto, muy cercano al sector que hoy se encuentra afectado.

Producto de esa investigación, el equipo profesional se percató que entre los 6 y 8 meses posteriores al siniestro, se vieron los rebrotes de las especies endémicas peumo y boldo (entre otros).

Fuente: Ministerio del Medio Ambiente